Surf en Las Canteras

El Surf en Gran Canaria 

Disfrutar del surf en Gran Canaria es una experiencia que todos deberían probar al menos una vez en la vida. 

Fue a finales de los años 60 cuando esta práctica comenzó a expandirse en el archipiélago. Sin embargo, la conexión que los isleños sentían por el mar venía de mucho más atrás, cuando los primeros habitantes de Canarias se sumergían en las aguas en busca de alimentos. 

Antes del surf tal y como lo conocemos en la actualidad, los habitantes de Gran Canaria disfrutaban de las olas utilizando trozos de maderas que recibían el nombre de Panas y que provenían de los cascos de antiguos barcos de pesca. 

Con la llegada de los primeros grupos de surfistas provenientes de Estados Unidos, el surf se instauraría de forma definitiva en Gran Canaria, estableciéndose en sus inicios en la zona sur de la isla para, poco a poco, continuar expandiéndose a lo largo del archipiélago. 

En la actualidad ver a los isleños hacer surfing en las Canteras se ha convertido en algo de lo más habitual. De hecho, en la propia avenida de la playa han surgido diferentes negocios de alquiler de tablas de surf y paddle surf, y no son pocos los canarios y turistas que se acercan a ellas en busca de los materiales necesarios para disfrutar de una experiencia inolvidable. 

Actualmente el surf se ha convertido en toda una religión en la isla, contando incluso con la existencia de la Federación Canaria de Surf, que fue inaugurada en el año 1994 y sigue vigente hasta día de hoy. 

Los Arcos de las Canteras 

La playa de las Canteras se ha convertido en un punto de encuentro diario para cientos de surfistas. En la zona, además, se puede disfrutar de algunas de las mejores clases de surf de las Palmas

Esta playa se divide en tres áreas que reciben el nombre de arcos

Los arcos de la playa de las canteras
Foto: xtrepic.app

El arco norte es la zona que está protegida de las olas gracias a una barrera natural de arrecifes comúnmente conocida como La Barra.

El arco central es otra área que también está protegida por una barrera natural algo más pequeña. Aquí se encuentra la roca más famosa de la playa, que se conoce como la Peña de la Vieja

El arco sur es el lugar favorito de los surfistas y tiene la curiosa peculiaridad de ser el único arco de arena negra, y es conocido como La Cicer. Si quieres ir a practicar este deporte a las Canteras, la Cicer es probablemente el lugar con el que siempre soñaste. 

La Cicer 

Pasando la plaza del Pilar, muy cerca del centro comercial Las Arenas y prácticamente a los pies del auditorio Alfredo Kraus se sitúa la Cicer, una zona clave a la que los isleños y turistas acuden cuando quieren hacer surf en la playa de las Canteras

Muchos consideran La Cicer como la central del surf en la isla. Y es que dentro de la capital constituye el único punto donde las olas tienen las características idóneas para este deporte. Además, debido a su estratégica ubicación y orientación, con vientos predominantemente norestes, esta playa es idónea tanto para veteranos del deporte como para aquellos que quieren tener su primera clase. 

surferos en las canteras

Realmente los propios surfistas han desglosado la Cicer en diferentes puntos o picos, que se adaptan al tipo de ola adecuado para cada nivel o truco que se quiera realizar. Existiendo un total de seis picos, la zona de los Muellitos es la ideal para aquellos que están comenzando, ya que es el punto más resguardado. 

En la Cicer el surf se vive en todo su esplendor gracias al oleaje, óptimo para practicar este deporte tanto en pleamar como en bajamar. Aunque se pueden coger olas los 12 meses del año, se considera “temporada” a aquellos comprendidos entre septiembre y abril. 

Escuelas de surf en Gran Canaria 

Tras el auge de esta práctica nacieron diferentes escuelas de surf en Gran Canaria para dar respuesta a la alta demanda. Así, en todo Guanarteme se consolidó un sistema de equipamiento y comercios que giran en torno a este deporte, considerado la religión del barrio. 

Surfeo cogiendo olas en la playa de la cicer

La mayor parte de estas escuelas de surf se encuentran en calles perpendiculares a la playa. En ellas podrás alquilar todo el equipamiento necesario, así como acceder a diferentes lotes de clases, tanto individuales como en grupo. Pero también existen ofertas que fusionan clases, alquiler de material y alojamiento si lo que buscas es inmersión total en el deporte.

Aunque estas escuelas comenzaron con la impartición de surf, hoy en día han ampliado su oferta incluyendo otros deportes acuáticos, entre los que destaca el paddle surf. Echando un simple vistazo, en cualquier día del año puedes ver personas de todas las edades recibiendo clases de surf la Cicer. Así que si aún no te has atrevido, siempre puedes animarte a buscar tu escuela de surf las Canteras

Tabla de mareas las Palmas 

El windguru de Gran Canaria es ideal para saber cómo están las olas en la Cicer en un momento determinado. Y es que, como norma general, el oleaje de la Cicer cuenta con olas de entre 0,5 metros hasta los 3 metros, pero esto puede variar en función de la 

velocidad del viento, que suele oscilar desde los 10 km/h hasta los 80 km/h en los días más fuertes. 

A través de un vistazo al windguru de la Cicer los surferos pueden saber con qué van a encontrarse al llegar a este lugar. 

Sin embargo, hay otro método para conocer el estado del mar. Y es que muchos optan por ver en tiempo real qué pinta tiene la playa en ese momento, posible mediante la webcam de las Canteras que puedes encontrar en esta misma página web. 

Webcam en Las Canteras y la Cicer 

La llegada de la tecnología ha hecho posible que ahora los amantes del surf tengan acceso online a la cámara web de la Cicer y las Canteras, que muestran ambas zonas de las Palmas en directo. 

Con todo esto, los isleños y turistas no pueden más que agradecer dicha tecnología que les permite saber la previsión de olas de la Cicer mediante el windguru así como ver a través de una cámara web la Cicer y las Canteras en su máximo esplendor. Cada día cientos de personas practican surf en Las Canteras, dejándose mecer por las olas de la Cicer y mostrando al mar el gran amor y atracción que sienten hacia él. Y es que este deporte es la forma en la que los isleños consuman su pasión por las bellas aguas que bañan nuestra tierra.